Fundación Santa María de Albarracín

Se reinstala en la catedral el retablo de la Adoración de los Reyes (s. XVI) (Tue, 10 Oct 2017)
Del 25 de septiembre al 6 de octubre, La Fundación Santa María de Albarracín  ha desarrollado el Curso de Restauración y Conservación de Retablos. En dicho curso,  se ha realizado la intervención integral de un excepcional retablo renacentista, fechado en 1569, con mazonería policromada y dorada, marco perfecto para las trece tablas de exquisita factura que completan el conjunto artístico.  El cuadro central es una Adoración de los Reyes Magos, que queda enmarcado por la anunciación de la Virgen y los santos Padres de la iglesia en las polseras, el banco con escenas hagiográficas de San Francisco y San Blas y una hornacina central, que parece ser que fue añadida posteriormente. El ático esta coronado por un  calvario y un paño de Verónica,  rematado con el escudo de la familia de los Novella, donantes de la obra.  El retablo se encontraba muy dañado debido a sucesivos montajes y desmontajes que fueron transformando su estructura inicial, este hecho ha obligado, no solo a una labor de limpieza, consolidación y reintegración del bien, para su posterior montaje en su ubicación definitiva, si no que,  ha exigido la ejecución de un esqueleto posterior que garantizase un correcto alzado de la obra. El equipo formado por diez alumnos con una alta cualificación ha sabido resolver el reto que suponía dichas actuaciones.  Tras tres semanas intensas de trabajo,  el resultado ha sido muy satisfactorio tanto para el alumnado como para la Fundación. El viernes, último día del curso, quedaba montado dicho retablo en la capilla  de las Almas o del Privilegio, de la Catedral de Albarracín.  Esta capilla, fechada en el siglo XVII, se configuró aprovechando lo que pudieron ser dos capillas precedentes, del siglo XVI, que conectaban a su vez con el claustro. Una de estas antiguas capillas parece ser que perteneció a la familia de los Novella, ratificado por el escudo que apareció en la restaruación de  los muros de este espacio,  reforzado hoy por el retablo recién instalado, que posee este mismo escudo familiar. Son claras huellas de las capillas del siglo XVI que existieron a los pies de la catedral, conectadas con su claustro,y  coincidentes con la construcción original del actual monumento. La entrada Se reinstala en la catedral el retablo de la Adoración de los Reyes (s. XVI) aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se termina la restauración exterior de la ermita del Carmen (Fri, 29 Sep 2017)
Durante tres meses consecutivos el grupo de albañilería de restauración ha trabajado en el exterior de la ermita del Carmen hasta su terminación definitiva, en estos últimos días del mes de septiembre. La pieza fundamental de intervención ha sido su cubierta, aunque también se han saneado los muros de cerramiento exterior, atendiendo, por último,  el drenaje perimetral de la construcción. Sin duda alguna, ha sido el tejado la pieza que más atención ha requerido. Su gran deterioro ha facilitado la constante filtración de las aguas de lluvia y el consiguiente daño interior del monumento, sobre todo de sus decoraciones murales. Se han sustituido muchas de las tablas sobre las que apoya la teja, reponiendo,  prácticamente en todo el volumen,  las tejas que configuran los ríos, muchas de las cuales se encontraban fragmentadas y desplazadas de su disposición original por la propia pendiente del tejado. Estos trabajos han sido complejos por los distintos niveles que posee este tejado en poco espacio, con uniones y pendientes diferentes,  que podrían corresponderse con algunas ampliaciones del edificio primero, que también posee  una pequeña cúpula  cubierta a cuatro aguas. Sin embargo, ha sido el atrio el elemento más deteriorado que nos hemos encontrado, con un considerable desplazamiento del monumento principal, que ya debió causar algunos problemas de mantenimiento con anterioridad. Además de amarrarse de nuevo al cuerpo contiguo de la nave, se sustituyó alguna de las vigas maestras, y prácticamente toda su tablazón. Se le ha colocado  tejado al chapitel del pequeño campanario, y  se ha vuelto a rejuntar toda la mampostería caliza  de su muros exteriores, con el habitual mortero de cal, recuperando la semblanza saneada que pudo tener. También se han tratado las maderas y el alero exterior. La veleta de forja fue restaurada en el curso de restauración de metales. Por su salubre aspecto, parece una ermita nueva, en la que también se debería intervenir en una fase posterior, hasta recuperar su original semblanza interior; de este modo, Así se daría por finalizada  su necesaria restauración integral. Hemos de recordar que se trata de una ermita del siglo XVIII, instalada en uno de los miradores más excepcionales del entorno de Albarracín, que constituye uno de los elementos patrimoniales más visibles, del escarpado rocoso que circunda la ciudad. La entrada Se termina la restauración exterior de la ermita del Carmen aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se inaugura la Capilla del Pilar (Tue, 05 Sep 2017)
La capilla del Pilar es la más importante de La Catedral. No sólo es la de mayor tamaño, sino  también la más suntuosa del monumento. Conserva su disposición y toda su dotación mueble original, creando una unidad estilística barroca, francamente sorprendente. Fue transformada y ampliada por el Obispo Juan Francisco Navarro Salvador y Gilaberte, en el siglo XVIII, aunque fue su predecesor en el cargo, Jerónimo Salas Malo, quien impulsó su primera construcción, un siglo antes, por su gran devoción a la Virgen del Pilar. Algún historiador la ha calificado como uno de los barrocos aragoneses de mayor definición, seguro, apoyado en su rotunda unidad estilística. Posee una pequeña nave cubierta en dos tramos con bóveda de lunetos, interrumpida por una gran cúpula sobre pechinas, instalada en su unión con el crucero, y que deja paso al impresionante retablo que preside la capilla. Los brazos del crucero conectan con la sacristía mayor de la catedral a la izquierda, y a la derecha, con una falsa puerta de acceso desde el ámbito de entrada a la catedral, por la plaza de la Seo. Se accede desde la nave central a través de una gran cristalera de reciente instalación, que cierra todo su espacio, calefactado para el culto diario, en una intervención previa. En la nave se disponen cuatro retablos con grandes lienzos, alusivos en algún caso a las advocaciones de las capillas precedentes que fueron absorbidas en su reacomodación última. Se trata de los retablos de San Nicolás y San Ignacio de Loyola, y la Virgen de la Cinta, a la derecha, y San Pedro Arbués y San José a la izquierda. Son buenas pinturas tenebristas, de gran formato, y anónimas en principio, que quedan enmarcadas por una sencilla mazonería en arco, cuya madera ha sido cuidadosamente dorada, con oro bruñido a veces. Sus correspondientes mesas de altar ocupan la base de los retablos, con formas redondeadas y  decoradas con minuciosas cresterías y vegetales,  recubiertas en general con plata corlada, que ha perdido su aspecto dorado original. En el crucero dos grandes lienzos de este mismo estilo tenebrista, alusivos a la aparición de la Virgen del Pilar, el de la derecha, y a la batalla de Clavijo, el de la izquierda, sobre sendas puertas de marquetería y doble hoja. Las pechinas sobre las que apoya la cúpula aparecen decoradas con motivos vegetales enmarcando retratos de santos diferentes, cuyos lienzos circulares se han sobrepuesto al muro con su restauración.  Curiosamente  en el exterior de la cúpula aparece grabada la posible fecha de su construcción, en 1655, lo que implica por tanto una clara reutilización dieciochesca en la reacomodación del Obispo Navarro. Reforzada por el volumen de la cúpula y su luminosidad, es la grandiosidad de su retablo principal la que atrapa toda atención primera. Se trata de una magnífica pieza barroca,  que se acomodada perfectamente a la cabecera rehundida de la capilla, contando con un amplio cuerpo central, que se prolonga en sus muros laterales por sendas calles paralelas, y también en el arco superior que le cobija. Todo ello con una exuberante decoración a base de variados motivos vegetales, querubines y abundante rocalla, entre múltiples imágenes y relieves, alusivos a la vida de la Virgen. Como no podía ser de otra manera, este retablo aparece presidido por una formidable talla de la Virgen del Pilar, parece ser, heredada del primitivo retablo que tuvo esta capilla un siglo antes. Está instalada bajo un copete sobredorado, en una hornacina con espejos que ratifica la intencionada teatralidad del bien, por el reflejo luminoso que provoca, potenciando el especial interés de esta imagen central, entre los dominantes dorados del conjunto del retablo. Esta arropada, a un lado y otro, con dos ángeles candelabro y las tallas de San Joaquín y Santa Ana. Si bien en la parte superior se localiza el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, entre los padres de la iglesia y los cuatro evangelistas, en las calles laterales merecen destacarse los relieves curvos de sendos relicarios, que representan la Muerte de San José y la Dormición de la Virgen, sobre los que se encuentran las hornacinas con las imágenes, casi a tamaño natural, de San Abdón y San Senén. La mesa de altar es similar a las de los retablos laterales, ya descritas. El trabajo desarrollado en el conjunto de la capilla ha sido especialmente minucioso y costoso. Se han abarcado siete meses de continuo trabajo por parte de cinco técnicos del Centro de Restauración de la Fundación, que comenzaron con la atención de los cuatro retablos de la nave, para  dedicarse después el crucero y sus dos grandes lienzos, y finalizar con su retablo mayor. Si bien la limpieza fue la primera tarea concienzuda, la reintegración de policromías y volúmenes, después de la fijación de los restos originales, y el acabado final, son las tareas que, en general, recoge la intervención total. Ahora bien, la complejidad es mayor cuando a modo de ejemplo, se ha tenido que actuar en la totalidad de la moldura policromada que recorre el perímetro de la capilla, así como en los capiteles sobre los que apoya, dado su considerable deterioro, no perceptible en un primer chequeo. Con la limpieza general de la capilla, e incluso de la catedral en su conjunto, finalizaron las tareas programadas. Es así como finaliza la restauración del conjunto de la Catedral y del Claustro de Albarracín, cuya obra fundamental se inauguró el pasado año, coincidiendo con los veinte años de la Fundación. Dada la entidad de los trabajos necesarios para completar la capilla del Pilar de este complejo, se decidió, con acierto, aplazar la intervención para este año. La entrada Se inaugura la Capilla del Pilar aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Inauguración Capilla del Pilar (Tue, 05 Sep 2017)
La capilla del Pilar es la más importante de La Catedral. No sólo es la de mayor tamaño, sino  también la más suntuosa del monumento. Conserva su disposición y toda su dotación mueble original, creando una unidad estilística barroca, francamente sorprendente. Fue transformada y ampliada por el Obispo Juan Francisco Navarro Salvador y Gilaberte, en el siglo XVIII, aunque fue su predecesor en el cargo, Jerónimo Salas Malo, quien impulsó su primera construcción, un siglo antes, por su gran devoción a la Virgen del Pilar. Algún historiador la ha calificado como uno de los barrocos aragoneses de mayor definición, seguro, apoyado en su rotunda unidad estilística. Posee una pequeña nave cubierta en dos tramos con bóveda de lunetos, interrumpida por una gran cúpula sobre pechinas, instalada en su unión con el crucero, y que deja paso al impresionante retablo que preside la capilla. Los brazos del crucero conectan con la sacristía mayor de la catedral a la izquierda, y a la derecha, con una falsa puerta de acceso desde el ámbito de entrada a la catedral, por la plaza de la Seo. Se accede desde la nave central a través de una gran cristalera de reciente instalación, que cierra todo su espacio, calefactado para el culto diario, en una intervención previa. En la nave se disponen cuatro retablos con grandes lienzos, alusivos en algún caso a las advocaciones de las capillas precedentes que fueron absorbidas en su reacomodación última. Se trata de los retablos de San Nicolás y San Ignacio de Loyola, y la Virgen de la Cinta, a la derecha, y San Pedro Arbués y San José a la izquierda. Son buenas pinturas tenebristas, de gran formato, y anónimas en principio, que quedan enmarcadas por una sencilla mazonería en arco, cuya madera ha sido cuidadosamente dorada, con oro bruñido a veces. Sus correspondientes mesas de altar ocupan la base de los retablos, con formas redondeadas y  decoradas con minuciosas cresterías y vegetales,  recubiertas en general con plata corlada, que ha perdido su aspecto dorado original. En el crucero dos grandes lienzos de este mismo estilo tenebrista, alusivos a la aparición de la Virgen del Pilar, el de la derecha, y a la batalla de Clavijo, el de la izquierda, sobre sendas puertas de marquetería y doble hoja. Las pechinas sobre las que apoya la cúpula aparecen decoradas con motivos vegetales enmarcando retratos de santos diferentes, cuyos lienzos circulares se han sobrepuesto al muro con su restauración.  Curiosamente  en el exterior de la cúpula aparece grabada la posible fecha de su construcción, en 1655, lo que implica por tanto una clara reutilización dieciochesca en la reacomodación del Obispo Navarro. Reforzada por el volumen de la cúpula y su luminosidad, es la grandiosidad de su retablo principal la que atrapa toda atención primera. Se trata de una magnífica pieza barroca,  que se acomodada perfectamente a la cabecera rehundida de la capilla, contando con un amplio cuerpo central, que se prolonga en sus muros laterales por sendas calles paralelas, y también en el arco superior que le cobija. Todo ello con una exuberante decoración a base de variados motivos vegetales, querubines y abundante rocalla, entre múltiples imágenes y relieves, alusivos a la vida de la Virgen. Como no podía ser de otra manera, este retablo aparece presidido por una formidable talla de la Virgen del Pilar, parece ser, heredada del primitivo retablo que tuvo esta capilla un siglo antes. Está instalada bajo un copete sobredorado, en una hornacina con espejos que ratifica la intencionada teatralidad del bien, por el reflejo luminoso que provoca, potenciando el especial interés de esta imagen central, entre los dominantes dorados del conjunto del retablo. Esta arropada, a un lado y otro, con dos ángeles candelabro y las tallas de San Joaquín y Santa Ana. Si bien en la parte superior se localiza el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, entre los padres de la iglesia y los cuatro evangelistas, en las calles laterales merecen destacarse los relieves curvos de sendos relicarios, que representan la Muerte de San José y la Dormición de la Virgen, sobre los que se encuentran las hornacinas con las imágenes, casi a tamaño natural, de San Abdón y San Senén. La mesa de altar es similar a las de los retablos laterales, ya descritas. El trabajo desarrollado en el conjunto de la capilla ha sido especialmente minucioso y costoso. Se han abarcado siete meses de continuo trabajo por parte de cinco técnicos del Centro de Restauración de la Fundación, que comenzaron con la atención de los cuatro retablos de la nave, para  dedicarse después el crucero y sus dos grandes lienzos, y finalizar con su retablo mayor. Si bien la limpieza fue la primera tarea concienzuda, la reintegración de policromías y volúmenes, después de la fijación de los restos originales, y el acabado final, son las tareas que, en general, recoge la intervención total. Ahora bien, la complejidad es mayor cuando a modo de ejemplo, se ha tenido que actuar en la totalidad de la moldura policromada que recorre el perímetro de la capilla, así como en los capiteles sobre los que apoya, dado su considerable deterioro, no perceptible en un primer chequeo. Con la limpieza general de la capilla, e incluso de la catedral en su conjunto, finalizaron las tareas programadas. Es así como finaliza la restauración del conjunto de la Catedral y del Claustro de Albarracín, cuya obra fundamental se inauguró el pasado año, coincidiendo con los veinte años de la Fundación. Dada la entidad de los trabajos necesarios para completar la capilla del Pilar de este complejo, se decidió, con acierto, aplazar la intervención para este año. La entrada Inauguración Capilla del Pilar aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se intervienen siete obras de los fondos de la Catedral de Albarracín. (Wed, 30 Aug 2017)
El tercero de los cursos superiores para especialistas en restauración, que desarrolla esta fundación en colaboración con el INAEM, es el de Conservación y Restauración de Pintura de Caballete, que se está desarrollando en la actualidad, bajo la dirección formativa  de la técnica, Sylvia Carrasco. Dado su carácter aplicado, se han seleccionado hasta siete obras diferentes de los almacenes de la catedral, en el que un primer inventario contempló la existencia de más de 70 trabajos, inventariados y catalogados en un curso precedente, como parte de un trabajo conservativo inicial. Se trata de seis lienzos de los siglos XVII y XVIII, con imágenes religiosas alusivas a diferentes vírgenes (Dolorosa, Magdalena, la del Rosario y una Virgen María orlada de flores) así como dos San Franciscos, en muy mal estado de conservación. Precisamente su gran deterioro es el motivo por el que se han seleccionado por parte del equipo de restauradores, cumpliendo con su evidente carácter formativo. Aparecen con considerables rotos, bastidores destrozados, importantes lagunas y numerosas faltas de soporte y policromía.  Además de su saneamiento estructural, con el cambio de bastidores que incluso han perdido su función de sostén en la mayoría de los casos, se realizan bandas perimetrales para su nueva sujeción, y numerosos injertos, suturas, limpiezas  y reintegraciones diferentes. Destaca un aguazo, posiblemente del siglo XVI, sobre la que se ha realizado una labor específica de conservación. Es una virgen en procesión, con colores muy vivos, ejecutados al temple de cola sin preparación, y que pudo servir de puerta, dada las huellas de bisagras que posee. La entrada Se intervienen siete obras de los fondos de la Catedral de Albarracín. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Conservación y restauración de materiales metálicos (Wed, 16 Aug 2017)
Desde hace dos décadas, la Fundación Santa María de Albarracín dentro de su programa cultural viene desarrollando un ciclo anual  de Cursos Conservación y Restauración de Bienes Culturales, apoyado por el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM). Estos cursos superiores de especialización están dirigidos a titulados de grado y máster en conservación - restauración y gozan de un gran prestigio. Su duración, de 120 horas repartidas en tres semanas, despierta el interés del alumnado al presentar una carga práctica poco común en las acciones formativas del mismo tipo. La participación de docentes con largo recorrido curricular, el apoyo y la infraestructura de la Fundación Santa María en estos años son la garantía requerida por los asistentes. Es muy común que los alumnos, una vez realizado un curso, repitan la estancia con el objetivo de realizar otros cursos de especialización. Del 31 de julio al 18 de agosto de 2017 se imparte el curso de Conservación y Restauración de Materiales Metálicos dirigido por Soledad Diaz Martínez. Con una sólida experiencia profesional en conservación y restauración de patrimonio metálico, imparte habitualmente este tipo de cursos en múltiples foros, como en el Instituto del Patrimonio Histórico Español donde trabaja, másteres universitarios o diversas instituciones en Latinoamérica.  Las diez alumnas seleccionadas para este curso entre un numeroso grupo de candidaturas presentadas, están tituladas en Conservación y Restauración de Bienes Culturales, la mayor parte de ellas con especialización y trayectoria profesional en otras disciplinas como la conservación y restauración de materiales arqueológicos, pétreos o escultóricos. Las 120 horas del curso se reparten entre la parte teórica, donde el alumnado adquiere los conocimientos y la deontología profesional requerida para la conservación del patrimonio metálico arqueológico, histórico, e industrial, y la aplicación de tratamientos sobre bienes muebles. Este año se han intervenido obras pertenecientes al Museo Diocesano de Albarracín (una espectacular custodia de Tramacastilla en plata y una representación del astro sol, de latón plateado, ambos del siglo XVIII) al igual que una veleta de hierro forjado de la ermita de Nuestra Señora del Carmen de Albarracín. De esta forma, estas acciones formativas de especialización para profesionales, además de resultar útiles para las asistentes, sirven para recuperar y poner en valor los bienes culturales del patrimonio aragonés. La entrada Conservación y restauración de materiales metálicos aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se restaura el retablo mayor de la Capilla del Pilar, de la Catedral de Albarracín. (Tue, 01 Aug 2017)
  De los numerosos bines muebles que tiene la Capilla del Pilar, en la catedral de Albarracín,  el retablo mayor es el más significativo. Se trata de un gran retablo barroco, de advocación a la Virgen del Pilar, como no podía ser de otra manera, que se acomoda a la cabecera de la capilla, con un amplio frontal, que se pliega, a un lado y otro, en sendas calles laterales. El frontis superior también se amplia cubriendo el muro en el que se cobija el bien, al pie de la gran cúpula que preside en altura el crucero de la capilla. Formando parte de la escenografía barroca de la capilla, todo parece dirigirse hacia el ámbito frontal en el que se encuentra el retablo, como pieza más representativa, que cuenta además con una riquísima iconografía, relativa a la vida de la Virgen,  recogida en diferentes relieves y esculturas. Si bien en el banco se representan las escenas de la dormición de la Virgen y de la muerte de San José, cubriendo dos de los tres relicarios  que complementan al sagrario;   en el cuerpo central, en torno a la hornacina de la Virgen del Pilar, se localizan  sus padres (San Joaquín y Santa Ana) y, ocupando las calles laterales, San Abdón y San Senén, casi de tamaño natural; En el tramo superior destaca la Coronación de la Virgen entre cuatro padres de la iglesia y los cuatro evangelistas. Todo ello en un retablo de recargada decoración, entre motivos vegetales, querubines y abundante rocalla. Destaca, sobre todo, la imagen de la Virgen en una hornacina acristalada que permite visualizar, también en su parte trasera, la rica decoración policromada de la talla, incluso con incrustaciones de piedras en su especial manto de cubrimiento. Parece tratarse de la imagen reaprovechada del retablo preexistente al actual, que debió tener esta capilla en el siglo XVII, cuando fue construida por el Obispo Salas Malo. En cualquier caso, toda la redecoración, incluido este retablo,  fue promovida por el obispo Juan Francisco Navarro Salvador y Gilaberte, en  el siglo XVIII, creando una característica escenografía barroca, que ha llegado hasta nosotros en un estado de conservación bastante deficiente. Como es lógico, y sintetizando el trabajo, se empezó limpiando en profundidad el bien, fijando  las policromías y el dominante oro de recubrimiento, antes de pasar a la reintegración de los faltantes en color y forma. El acabado final, reponiendo incluso los espejos de la hornacina de la Virgen, disimulados con láminas de papel de plata, permitirá la recuperación de su rotundo esplendor original, propio de su intencionalidad barroca. Desde luego no deja impasible  a nadie: su dominante resplandor dorado y su  densa carga decorativa llaman poderosísimamente la atención.     La entrada Se restaura el retablo mayor de la Capilla del Pilar, de la Catedral de Albarracín. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Comienza la restauración de la Ermita del Carmen. (Tue, 18 Jul 2017)
Ha comenzado la restauración de la Ermita del Carmen de Albarracín, un pequeño monumento del gran paisaje circundante de la ciudad, y que da nombre al barrio noroeste de la localidad, a través del cual se accede. A unos quinientos metros de la ciudad, por un viejo y empinado camino se llega a este formidable mirador, desde el que se puede observar uno de los grandes  paisajes de Albarracín. Constituye parte del paisaje circundante de la  localidad, por estar encaramada en la pronunciada ladera sobreelevada que bordea el meandro en el que se sitúa Albarracín, sobre las calizas casi desprovistas de vegetación, con tan sólo escasas manchas de pequeño sabinar salpicando los niveles rocosos, que caracterizan la zona árida que rodea al núcleo histórico. Es una ermita  posiblemente reconstruida en el siglo XVIII, por el Obispo José Molina Laríos, como aparece escrito en uno de los azulejos de su atrio de entrada. Consta de tres ámbitos sucesivos  que van desde el ya mencionado atrio parcialmente cerrado, que da acceso a la nave cubierta de bóveda con lunetos, y rematada en su frontis con una considerable cúpula, apoyada en pechinas, en cuyo muro de cerramiento vertical se encuentra el único retablo existente, de advocación , claro está, a la Virgen del Carmen;  el último cuerpo trasero corresponde a la sacristía y al acceso al pequeño campanario. Su aspecto interior deja mucho que desear. Ha sido repintado en varias ocasiones, como demuestran las numerosas lagunas originadas por el levantamiento de las capas más superficiales. Por otra parte ha tenido grandes filtraciones de agua por lluvia y por capilaridad en los muros, que han propiciado este considerable deterioro, y que se manifiestan muy claramente en el ámbito de la sacristía-campanario. El retablo y la imagen principal, posiblemente del siglo XIX, no parecen estar muy deteriorados a simple vista.  Destaca su pequeño campanario con dos huecos en los que se insertan sendas campanas de finales del XVII, y otra de principios del XX. Los trabajos abordados en esta primera fase corresponden a la restauración de las cubiertas y , a ser posible, del perímetro inmediato del monumento, drenando las aguas de lluvia de sus entorno. Hemos de insistir en el lamentable estado de su tejado, con faltantes de cerámica, corrimientos continuos por algunos deslizamientos,  y desuniones de los muchos niveles de tejado que tienen en sus 130 metros de cubierta de teja tradicional. Su pésimo estado y la complicación del mismo, nos obliga a limitar el nivel de intervención exterior, previsto para este año con una partida inicial de 40.000 €.  Cabría la posibilidad, si el patronato lo considera, que pudiéramos intervenir  en sucesivas fases anuales hasta completar no sólo la ermita, si no actuar también en su característico entorno, salpicado de un vía crucis y de un peirón, dedicado a San Pascual Bailón, por la importancia del paisaje con el que se identifica.   La entrada Comienza la restauración de la Ermita del Carmen. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

La Pintura al Natural vuelve a Albarracín, en su habitual Curso de Paisaje. (Mon, 10 Jul 2017)
Este curso es un clásico en Albarracín. Se viene desarrollando desde hace 21 años, tantos como tiene la Fundación Santa María, organizadora de este seminario de naturaleza teórico- práctica, que incluso con anterioridad, organizó algunos encuentros de pintores previos desde las Escuelas Taller originales. Este largo recorrido, lleva a que la dirección del mismo haya ido cambiando conforme se han jubilado los directivos docentes. Es por ello que desde este ejercicio, en sustitución natural,  el curso lo dirige Paloma Peláez, miembro docente de esta actividad desde el principio, tras la jubilación de su antecesor José María Rueda: En cualquier caso, todos ellos pertenecen  al Departamento de Paisaje de la Complutense de Madrid. También en este año se abordará  el tema concreto de los grises cromáticos en la pintura del paisaje, en una serie de conferencias  casi diarias, con ejemplos específicos de esta temática, que permite su aplicación en las prácticas  de los grupos organizados en tres talleres, ya en ámbitos al natural diferentes de la ciudad de Albarracín. Los trabajos se expondrán en la torre Blanca, y de ellos saldrán las dos becas otorgadas por la Fundación Santa María de Albarracín. El jueves se presentarán también los resultados de las becas otorgados el año anterior, expuestos en esta mismas salas de la torre Blanca, de cuyos trabajos se seleccionaran las dos obras, una por artista,  que formaran parte de la colección pictórica de la Fundación. Como novedad, este año se contará con la presencia del reconocido pintor Antonio López, que ha querido participar en este histórico curso, durante una jornada completa, atendiendo también los talleres que se desarrollan en la calle. Es sin duda un hecho trascendental para este curso de Albarracín, dado la excepcionalidad del pintor y su más que merecido reconocimiento contemporáneo.   La entrada La Pintura al Natural vuelve a Albarracín, en su habitual Curso de Paisaje. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Sobre Filosofía, Literatura, Arte e Infancia. (Wed, 05 Jul 2017)
Durante estos primeros días de Julio la fundación Santa María de Albarracín lleva a cabo el primer Curso Internacional sobre ”Filosofía, Literatura, Arte e Infancia (FLAI)”, Codirigido y programado por un equipo interdisciplinar de profesionales de este campo: Ellen Duthie, filósofa y docente; Danilea Martagón, Ilustradora y diseñadora, y Raquel Martínez, editora y gestora cultural. Cuenta para su desarrollo con otro equipo  docente, que impartirá las conferencias y dirigirá los talleres durante el curso. En torno a esta pregunta: ¿Qué quiere y qué puede la literatura infantil y juvenil? Se desarrollará este Curso Internacional, analizando las intenciones, posibilidades y límites de la literatura infantil y juvenil desde la palabra y la imagen, en clases teóricas y prácticas impartidas por Adolfo Córdoba, Javier Sáez, Clementina Beauvais, y la misma Ellen Duthie. Se intentará descubrir lo desconocido, o redescubrir lo conocido desde nuevas perspectivas, en la relación entre adultos y  niños, desde la filosofía, literatura y el Arte. Uno de los aspectos que más sorprende del curso es el interés que ha despertado entre diferentes colectivos, preferentemente educacionales y del mundo de la ilustración, hasta completar las 80 plazas disponibles. Los participantes proceden de todo el país y se les facilita el acceso desde Madrid, con un autocar disponible por parte de la organización. Un buen número de solicitantes quedan en espera hasta el último momento, indicando también el gran interés despertado. Este curso reemplaza al exitoso Curso Internacional de Ilustración y Diseño, que han dirigido durante diez años consecutivos Isidro Ferrer y Carlos Grassa Toro, motivo por el que decidieron acabar con la actividad, siempre de gran repercusión. A este seminario le seguirá, inmediatamente, el Curso Internacional de Pintura de Paisaje, ya en sus 21 años de aplicación, dirigido, en este caso, por la profesora Paloma Peláez, y con la asistencia puntual de Antonio López. La entrada Sobre Filosofía, Literatura, Arte e Infancia. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información