Fundación Santa María de Albarracín

Se inician el acondicionamiento de la Casa de la Comunidad. (Thu, 09 Aug 2018)
El Centro de Restauración de la Fundación se trasladó, ya en Julio, a la Casa de la Comunidad de Albarracín, después de finalizar la rehabilitación integral de la ermita del Carmen, y las mejoras de la Residencia “Casa de Santa María”, en las que se ha centrado en la primera parte del año. Durante algo más de dos meses se quieren concluir las mejoras con las que acabará vertebrándose la primera fase del Museo del Territorio de Albarracín, a instalar en esta Casa de la Comunidad de Albarracín (s.XVI). Los trabajos programados para esta primera fase se centran en la reinstalación eléctrica del edificio, con la ejecución de sus  pertinentes rozas murales para las conducciones ocultas, y el cableado de las mismas; la  acomodación del cuarto de calderas, con la puesta en funcionamiento de la propia caldera, hoy muy dañada por las serías humedades que ha padecido la casa; así como la eliminación de humedades, tratamiento de suelos de yeso, y repintado de los paramentos de toda la construcción. Especialmente importante es la minuciosa restauración de su sala principal, con restos muy dañados de las pinturas que pudo tener el en el siglo XVI. Toda la habitación estuvo decorada, con diferentes imágenes religiosas en grisallas, aunque al añadirle posteriores capas de yesos, repicaron esta  policromía inicial, que apareció en la primera rehabilitación que hizo la fundación en el año 2008. Ya entonces se dejó iniciado el proceso, que pretendemos concluir con estas mejoras indicadas. La minuciosidad de la intervención está llevando a la reposición del muro original, rellenando los muchos faltantes por  picado de los morteros originales, para después  reintegrar cromáticamente estos faltantes, y así lograr una más adecuada expresión de  estas grisallas, que dará paso por último, al acabado final de la intervención. Son pinturas de orden religioso, con la Virgen en uno de los paramentos entre algunos corderos y árboles al pie de la misma, en clara sintonía con el escudo de la comunidad histórica de Albarracín, tallado en yeso en la Capilla de su mismo nombre, de la Iglesia-auditorio de Santa María. En el muro paralelo aparece alguna otra imagen, masculina en este caso, junto con algunos animales fantásticos, entre recercados de sencillas líneas pintadas, que se quieren dibujar en el muro frontal de la misma, donde también apareció el hueco de una chimenea. Quizá sea el espacio mas importante de la casa, en el que se localiza una sóla ventana con un doble asiento enfrentado, tallado en piedra y alojado en el grueso muro de la edificación, que permitía una clara visión de la denominada Placeta de la Comunidad, desde la que se accede al edificio. Algunos rehundidos en el muro de tamaño similar al de posibles puertas antiguas, y las decoraciones en yeso que recorren el que pudo ser el hueco del acceso original, junto con la decoración muy dañada de las vigas de madera  sobre las que apoya el techo de la misma,  constituyen el resto de los elementos significativos de este peculiar espacio. En la segunda planta del edificio, se localizan destacadas salas con repintes de zócalos distintos; el que pudo ser el despacho del juez, con un gran armario de madera con triple cerradura, y sus contiguas alcobas también profusamente decoradas,  sobre las que vamos a intentar mejorar su actual presencia. Con posterioridad, está previsto abordar la primera fase de la mejora de los almacenes de la Catedral, y una nueva fase de intervención de la primera muralla de Albarracín, en la que se viene actuando gradualmente en años consecutivos, con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio.   La entrada Se inician el acondicionamiento de la Casa de la Comunidad. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Concluye el curso de música y danza de Albarracín. (Thu, 26 Jul 2018)
Se viene celebrando desde hace cuatro años, en la segunda quincena de julio, bajo la dirección del profesor Ricardo Gassent. Es una de las actividades que se organizan en las instalaciones de la fundación, y que dan continuidad al curso de pintura al natural y al de filosofia, literatura, arte e infancia, estos últimos organizados por la propia fundación. Este es un curso de expresión artística en general, que gira en torno a la música, como pilar básico, aunque también aborda la danza contemporánea, cuyas clases prácticas imparte África Morris. Las clases complementarias de artes plásticas las imparte Claudia Pérez. El propio Gassent (viento–madera) con Héctor Escudero (viento–metal), Ewelina Bielarczyk (cuerda) y Claudia Pérez al piano, son los profesores de música, a los que hay que sumar los cuatro monitores permanentes que garantizan la cuidada atención de los chicos, y en definitiva, el buen funcionamiento de la actividad. Son treinta y cinco alumnos de distintas  edades (entre  los ocho y diez y ocho años aproximadamente) y procedencias, aunque predominan los de Madrid, originarios de diferentes centros musicales. Hay que tener en cuenta la incorporación de clases magistrales en determinadas especialidades, que tienen su especial hueco en la programación, al que se suman algunos otros alumnos. A las clases por especialidad hay que sumar las de grupos diferentes, como las de la danza y plástica, en las que casi participan el total de  los alumnos. En general trabajan algunas piezas distintas, cuyo resultado presentan en un concierto de calle, el viernes por la noche, en el que el público asistente va siguiendo un circuito musical por Albarracín,  en el que los chicos interpretan,  las piezas preparadas en distintos rincones urbanos,  en un ambiente nocturno muy singular. Muy especial fue el concierto del miércoles por la tarde, homenaje al maestro Ricardo Gassent Castellano, fallecido hace un año , músico  de la orquesta de RTVE, participante asiduo del ciclo de conciertos de Albarracín, y padre del director del curso, gracias al cual descubrieron las posibilidades de Albarracín, y en definitiva la organización de este curso. En este concierto primero participaron los profesores y algunos alumnos del curso, casi como ensayo previo para el concierto final del sábado próximo. El curso finaliza con el concierto de clausura de este sábado, día 28 de julio, que se ofrecerá a partir de las 22 h. en la iglesia auditorio de Albarracín. Además del numeroso público, suelen asistir los padres y familiares de los chicos  creando una atmósfera de satisfacción, especialmente emotiva, también por el evento que sirve de despedida a estos días de intensa convivencia artística. La entrada Concluye el curso de música y danza de Albarracín. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Inauguración restauración de la Ermita del Carmen (Fri, 13 Jul 2018)
El Presidente de la Fundación Santa María de Albarracín y Consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón,  D. Vicente Guillén Izquierdo, se complace en invitarle el próximo día 16 de julio, a la inauguración de la restauración de la Ermita del Carmen.           (Hacer click sobre la imagen para abrir la invitación en formato pdf)         La entrada Inauguración restauración de la Ermita del Carmen aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

La restaruación integral de la Ermita del Carmen (Thu, 12 Jul 2018)
La ermita del Carmen es un significativo monumento, del siglo XVIII,  que se ubica aislado del conjunto monumental de Albarracín, formando parte intrínseca del espectacular paisaje de su entorno. Se acaba de restaurar en su integridad, en dos fases de intervención, correspondiente a dos anualidades sucesivas. Mientras en el ejercicio 2017 se aborda su restauración arquitectónica exterior, en esta anualidad se ha concluido su intervención interior, recuperando la espectacularidad colorista que seguro tuvo en origen. Aunque algunos textos hablan de su origen medieval, no existen datos concretos de la construcción, ni documentes relevantes que atiendan su evolución, salvo dos cerámicas incrustadas en el frontis alto de acceso  a la propia ermita, a un lado y otro de su puerta de entrada. Son dos cerámicas manuales y cuadradas, de unos 20 cm. de lado, que recogen en caligrafía azul sobre fondo blanco, la concesión de  indulgencias  por parte de algunos obispos, por rezar un Ave María a  Nuestra Señora del Carmen. Las huellas de su actual restauración, como la fisonomía general del monumento hablan de una ermita que pudo construirse en esta época dieciochesca, quizá con algunas modificaciones menores, como constata su similitud constructiva y decorativa, semejante a otros monumentos de la ciudad. Es un pequeño edificio religioso de unos 18 metros de largo, y tan sólo 6 de ancho, construido en mampostería caliza, y rejuntado de mortero de cal, que se dispone en tres cuerpos sucesivos, correspondientes al atrio, nave única con  dos tramos de bóveda con lunetos y una destacada cúpula, cuyo muro de apoyo frontal  sustenta el retablo mayor, separando el tercer cuerpo añadido de la sacristía, que a su vez disponen de dos niveles superpuestos con un lateral saliente en el alto, en el que se incorporó el campanario. Cuenta con un pequeño cuerpo de campanas añadido al  lateral derecho del monumento, con una doble arcada alta, en la que se alojan las dos pequeñas campanas de los años 1692 y 1906 según aparece en sus respectivas inscripciones. Mientras que la cubierta se construyó con una sencilla estructura de madera sobre la que apoya la típica teja árabe, en vertientes distintas según los tramos expuestos, el pavimento generalizado es de barro cocido rojo, salvo en el atrio, solado con grandes losas de rodeno, y el segundo cuerpo de la sacristía con suelo del característico yeso de Albarracín, con el que se enluce todo el interior del monumento. Siguiendo el proceso planteado, en el año 2017 se restauró el exterior de la ermita atendiendo especialmente su deteriorado tejado, causante de buena parte de las humedades que padecía el edificio. Se repusieron algunos cabrios de su estructura y la tablazón que se encontraban en mal estado, reinstalando en su totalidad las tejas de recubrimiento, sobre una tela continua de impermeabilización, instalada bajo las mismas. La complejidad de la cubierta con diferentes alturas, pendientes y vertidos, complicó también su restauración, sobre todo el empinado tejado a cuatro aguas que protege su cúpula, rematado pon una interesante veleta de forja, que a su vez fue restaurada en el Curso específico de restauración de Metales, del ciclo  formativo que organiza anualmente la fundación. El tramo más deteriorado del tejado fue el del atrio, en el que hubo que sustituir buena parte de su estructura de madera, incluida una de las vigas laterales de sujeción de la misma, además de extraer el escombro que se  acumulaba sobre su techo plano interior. Este claustro debió padecer un  su momento un importante desplazamiento estructural, que le separó del cuerpo principal de la ermita, al que se unió de nuevo, y que seguramente fue el causante del gran parche de hormigón que posee el muro que limita hacia la ladera.Todos los muros exteriores se rejuntaron con mortero de cal, reemplazando los bloques faltantes, además de intentar drenar adecuadamente el lateral izquierdo, abierto en la ladera montañosa en la que se instala la ermita. Como ya se ha indicado, en este año 2018 se ha restaurado su policromía interior. Han sido meses de trabajo para eliminar las capas más superficiales y actuales de acrílico de color, para dejar en superficie la impresionante decoración que tuvo en el siglo XVIII, en sintonía con la fisonomía general de la ermita. Sorprende el contrastado colorido restablecido, de naturaleza muy popular, con tonos desgastado de añil en la  bóvedas y molduras, reproducción de celosías apaisadas en los tramos  de muros,y  tonos cálidos  en las bandas paralelas de sus zócalos. Esta misma decoración continúa en la cabecera, con un ligero cambio en los tonos (las celosías son amarronadas y en el listado de los zócalos, se insertan verdosas formas redondeadas), quizá para manifestar su importancia, rubricada  con su gran cúpula de un tono anaranjado continuo, roto por los arcos de refuerzo y su moldurado anillamiento inferior.  Los arcos fajones de coloridos diferentes refuerzan la división de los espacios interiores armonizados con los trampantojos de los óculos superiores con celosías de madera, insertos en los lunetos de las bóvedas, que dejan paso en la cabecera a una ventana cuadrada, también con fingida celosía, cuya homóloga de la derecha es el único vano real que permite la entrada de luz al interior. Son decoraciones de pobre factura, que logran crear una atmósfera recargada de inspiración barroca, muy  presente en el conjunto de la ciudad. El óculo que corona la puerta de acceso fue cerrado en su abocinamiento interno, de manera que pudo ser anterior a la decoración que preside el ámbito interior, aunque se encuentra también circundado con una banda de intenso añil, semejante al confuso elemento decorativo que preside el techo de este espacio de entrada. La rotulación del Ave María que pudo tener en su día, es la que se reprodujo reiteradamente en su cerramiento total. Los tonos de la moldura, así como la greca superior  del paramento, son pequeñas decoraciones complementarias, como el zócalo grisáceo de la sacristía  posterior. En el atrio se han restaurado las huellas decorativas indicadas, pero también se ha repuesto en su totalidad el yeso de sus paramentos interiores, se han consolidado las bancadas laterales y se ha parcheado su solado de rodeno, que se presentaba con importantes lagunas entre grandes losas desgastadas de arenisca roja. El suelo inmediato de acceso se ha encachado totalmente con pequeños bloques calizos, afianzando también los muro bajos que le limitan. Por último, la sacristía se ha vuelto a lucir, parcheando las grandes lagunas originadas por las humedades, y reproduciéndose el sencillo zócalo que existió. Se han limpiado los muebles y las carpinterías, aunque se ha tenido que reponer la única ventana abierta en la nave, restaurado también la puerta de acceso al edificio. Esta ermita constituye un formidable mirador hacia la ciudad. Los cuatrocientos metros escasos de acceso a través de una pequeña senda permiten disfrutar de la trasera colgada del caserío, entre los dos cañones ameandrados que configura el río Guadalaviar, cuyos desfiladeros atienden la singularidad principal de la agreste naturaleza que define a este impactante paisaje. Este contraste natural, armoniza sin estridencias con el caserío elevado de Albarracín, siempre cerrado por la muralla y presidido por la alcazaba principal, sobre un peñasco rocoso, y por su catedral-palacio en el centro del conjunto. Desde luego que esta imagen deja huella.   La entrada La restaruación integral de la Ermita del Carmen aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Albarracín se vuelve a llenar de pintores y caballetes. (Tue, 10 Jul 2018)
Desde el pasado lunes día 9, y durante toda la semana, hasta el domingo, 70 pintores de toda España se dan cita en una nueva edición del “Curso Superior de Pintura de Paisaje” que la Fundación Santa María viene organizando desde hace veintidós años. El curso está dirigido por la Dra. Paloma Peláez Bravo, pintora y profesora de pintura de la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con un extraordinario equipo docente de profesores-colaboradores, Dra. Lourdes Castro, Dña. Dora Piñón y D. Isidoro Moreno, y un ponente-invitado de excepción en esta edición, D. Eduardo Naranjo, que además de ofrecer una conferencia sobre su vida y obra el miércoles por la tarde, hará una visita didáctica a los diferentes grupos de trabajo del alumnado. En torno al tema planteado para este año: “Estructura y peso cromático en la pintura de paisaje”, el curso desarrolla un intenso programa teórico-práctico y está enfocado para que el alumno aplique y se forme en los principios de la organización estructural en la visión del natural, así como en la práctica pictórica del paisaje, relacionando muy especialmente la organización de las formas y masas con el peso del color. Terminada la actividad docente de la semana, la mañana del sábado se reserva como jornada de pintura libre, para que los participantes puedan ultimar sus apuntes y optar si lo desean, a la ya 17ª edición de las “Becas Albarracín” que otorga la Fundación, y que premiarán dos de los mejores trabajos realizados durante todo el curso. Los actos programados concluyen por la tarde, a las 20.30 h., con la apertura de la exposición de apuntes del curso y la comunicación de las becas, en las salas de la Torre Blanca. Este curso es sin duda, una de las actividades de más larga trayectoria dentro de la programación cultural de la Fundación, que se planteó a raíz de los siete “Encuentros de Pintores” previos organizados entre los años 1994 y 2001, y en los que llegó a participar un alto número de profesionales con la única pretensión de convertirse en foro de opinión y punto de referencia de artistas de la pintura de paisaje de toda España. El curso ha servido para dar continuidad a la gran tradición artística que ha generado Albarracín durante décadas, basándose preferentemente en la acción didáctica y de de convivencia pictórica. La entrada Albarracín se vuelve a llenar de pintores y caballetes. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Innovación educativa con filosofía, literatura, arte e Infancia (Mon, 02 Jul 2018)
 La Fundación Santa María apuesta por segundo año consecutivo por la interdisciplinaridad de este curso, que girará en torno a una pregunta central: ¿De la inocencia a la experiencia?  Un total de 70 personas, entre ponentes, asistentes y dirección, explorarán juntos los fascinantes y escurridizos conceptos de inocencia y experiencia, en relación a la infancia y a la vida adulta y los lugares donde ambas se encuentran. Nos acompañarán como profesores invitados el francés Loïc Boyer, la inglesa Nell Leyshon, y los españoles Angelina Delgado y Lucas Ramada. El equipo directivo de FLAI es también interdisciplinar e internacional. Está formado por Ellen Duthie, de Escocia, filósofa, escritora, bloguera y traductora; Daniela Martagón, mexicana, que es ilustradora y diseñadora; y Raquel Martínez Uña, editora madrileña. Las tres son las creadoras e impulsoras del proyecto editorial, educativo y artístico “Wonder Ponder. Filosofía visual para niños”. El formato de esta edición se mantendrá como la pasada, con tres conferencias, un monólogo teatral y cuatro paradas prácticas, por las que pasarán todos los participantes durante tres intensas jornadas del 5 al 7 de julio. "El formato de este curso es muy especial", anota otra de las directoras, Ellen Duthie. “Trabajamos mucho para que las conferencias y las sesiones prácticas sumen algo más que cuatro discursos independientes y para que realmente exista un diálogo entre todas las piezas y se construya una experiencia de reflexión colectiva."  Daniela Martagón, el tercer miembro del trío directivo, añade que esta reflexión colectiva "continúa por las noches, con reunión en la plaza mayor en torno a proyecciones especialmente curadas para la ocasión, para seguir reflexionando de una forma más visual y distendida." El primer seminario fue todo un éxito.  Invitaron a los participantes a reflexionar sobre temas como el compromiso político en la literatura infantil, la censura en la literatura infantil, las posibilidades y los límites en la creación de libros destinados a la infancia, y la diferencia entre la atención adulta y la atención infantil ante un mismo libro. Cuestiones en general de auténtica actualidad.                     La entrada Innovación educativa con filosofía, literatura, arte e Infancia aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se redescubren unas de las pinturas más antiguas y de mayor calidad de la Catedral. (Mon, 02 Jul 2018)
La Fundación Santa María de Albarracín está finalizando el “Curso de postgrado  sobre Conservación y Restauración de Retablos”, que se inició el pasado 18 de junio. Con este curso se concluye la primera parte del XXI ciclo de los conocidos  cursos de restauración de Albarracín, con unos excepcionales resultados. En este curso se ha realizado la intervención integral de dos retablos  de factura, técnica de ejecución y estilo completamente distintos. Por un lado, el retablo de San Juan Bautista, que decora la capilla de acceso desde la plaza de la Seo, cuya mazonería es de  madera vista, sin policromar, posiblemente del siglo XVII, y que contiene unas excepcionales tablas fechadas hacía 1530, quizá las pinturas más antiguas conservadas en la catedral.  Se interpretan como tablas reaprovechadas en una estructura posterior, que sorprenden por su calidad pictórica y cromática. Bajo los barnices y suciedad acumulada, se ha descubierto unas magnificas piezas pictóricas, de sorprendente colorido tanto en figuras como en los paisajes circundantes, que sin duda pasan a integran uno de los grandes valores de la catedral restaurada.  La otra obra es un retablo barroco de madera sobredorada con pinturas sobre lienzo con escenas hagiográficas de distintos santos de la orden mercedaria.  Este bien se localiza en el arco de acceso a la capilla del privilegio, y ha sido especialmente interesante por la labor de extracción de los lienzos, y su pertinente reinstalación, tras su restauración. En ambos casos se ha trabajado in situ, enfrentándose a problemáticas que  reales, muy habituales en la intervención sobre este tipo de bienes.  La diferente técnica artística y el hecho de sufrir patologías muy distintas, han permitido al equipo formado por diez alumnos con una alta cualificación y coordinados por Ignacio Barceló Blanco-Steger,   que se enfrentarse  a numerosos retos profesionales. En estas actuaciones se ha logrado devolver al bien, la correcta legibilidad estética, saliendo a la luz el cromatismo original y corrigiendo deformaciones, que impedían admirar la verdadera calidad de las distintas piezas que conforman los retablos. Todas y cada una de estas intervenciones, garantizarán la correcta conservación y perdurabilidad de dichos retablos.  Tras tres semanas intensas de trabajo,  el resultado ha sido muy satisfactorio tanto para el alumnado como para la Fundación Santa María de Albarracín.  La entrada Se redescubren unas de las pinturas más antiguas y de mayor calidad de la Catedral. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Esta Fundación recibe un prestigioso galardón internacional. (Mon, 25 Jun 2018)
Después de analizar más de medio centenar de propuestas, el jurado del Premio Internacional Terras sem Sombra (Tierras sin Sombra) decidió atribuirlo a "tres casos ejemplares" en las áreas que son los pilares del festival: la promoción de la música, la puesta en valor del patrimonio cultural,  y la salvaguardia de la biodiversidad. Según José António Falcão, director general de Terras sem Sombra, esta elección no fue fácil, ya que, según sus palabras, "buena parte de las candidaturas más robustas correspondía, en pleno, a los objetivos de nuestro proyecto". El Festival Terras sem Sombra reúne, desde 2013, música, patrimonio y biodiversidad en un acorde sereno, que suena más allá de la llanura. Con el objetivo de compartir el legado cultural y natural del Alentejo, una de las regiones más extensas de Portugal, el Festival es una iniciativa de la sociedad civil parara dar conocer lo que en esa zona hay de fascinante, desde los centros históricos a las áreas rurales, desde la vida silvestre a las etnografías locales. Su mayor ambición es proyectar esta región, nacional e internacionalmente, como un territorio de identidad impar, que se afirma como un notable "destino privilegiado de arte y naturaleza". Además de premiar la trayectoria de la Fundación Santa María como un innovador proyecto para la proyección ordenada y armónica de Albarracín, a partir de la recuperación de sus valores patrimoniales y naturales, reciben el premio, el músico húngaro Péter Eötvös, director de reconocido prestigio internacional, como autor de óperas de éxito, obras para orquestas y conciertos escritos para importantes músicos de todo el mundo; junto a la Asociación Portuguesa para la Diversidad de la Vid – PORVID, una red nacional en la que universidad, direcciones regionales de agricultura, asociaciones y empresas del sector, desarrollan métodos innovadores de base genética y estadística para la selección y conservación de la amplia variedad de castas tradicionales. La ceremonia de entrega de los premios, a la que acudirá la Fundación, será presidida por el ministro de Medio Ambiente del Gobierno Portugués, D. João Pedro de Matos Fernandes, y tendrá lugar en el Centro de las Artes de la localidad portuguesa de Sines, el día 7 de julio, a las 18.30 horas.             La entrada Esta Fundación recibe un prestigioso galardón internacional. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

Se Restauran las encuadernaciones de ocho libros de Albarracín (Wed, 13 Jun 2018)
En el curso de restauración de encuadernaciones que se ha realizando estas semanas en la fundación Santa María de Albarracín, se ha  intervenido sobre varios libros  que datan de los siglos  XVII al XX, pertenecientes al archivo musical de la Catedral de Albarracín. En concreto, son ocho ejemplares, dos de ellos iniciados en el curso anterior, y el resto abordados en su totalidad: 1.- Dos cantorales, uno de ellos ha perdido la encuadernación y sus primeras hojas, y el otro impreso en Zaragoza en 1612, es un cantoral Pasionario. Este último con encuadernación reutilizada en pergamino. Estos libros fueron desencuadernados en el curso de restauración de encuadernaciones 2017 y restaurado el papel por los alumnos del curso de restauración de documento gráfico de este mismo año. 2.- Un libro impreso de factura moderna con lomo de piel badana “Colección de Métodos para los instrumentos que se usan en las bandas y charangas, por Gabriel Parès, traducidos al español, por G.-J. Llompart. Lemoine, 1899 ” 3.- Un libro manuscrito con tinta china y grafito que contiene las antífonas de la catedral de Albarracín, con una encuadernación en pergamino. 4.- Un Misal de difuntos, de 1930,  impreso en Bilbao, con tela editorial en color negro, gofradas y con la cruz central en el centro donde se lee “IHS”. 5.- Un Pasionario (numero7, de la numeración del archivo musical), que contiene las cuatro pasiones santos evangelistas, arregladas al canto de la santa iglesia de Toledo, primada de las Españas. Impreso en 1788,  en la imprenta de Benito cano a costa del Real Monasterio del Escorial. El proceso de intervención es largo y complejo, dirigido por la técnico Sara Mañoso. Se  comenzó  realizando una descripción de cada obra, fotografiando, observando su estado de conservación y preparando una propuesta de tratamiento, única para cada ejemplar. Efectuaron a continuación una limpieza mecánica, donde se eliminó de cada volumen la suciedad superficial, polvo, detritus, restos de adhesivo endurecido... Después se realizaron tratamientos puntuales como la unión de cortes y desgarros sobre el papel de las hojas, y algún pequeño injerto, para así preparar el cuerpo del libro para la restauración posterior de la encuadernación. Las cubiertas se limpiaron de manera acorde al material. Las pieles  a la vez de limpiar se hidrataron, eso  nos permitió observar con mayor claridad la decoración. Los pergaminos se humectaron y se limpiaron para poder alisarse y reintegrarse, y las telas y cubiertas de papel fueron tratadas de manera mecánica sin usar métodos acuosos. Se han confeccionado varias cabezadas siguiendo los criterios de conservación, incluyendo de nuevo una cinta de registro en uno de los libros (previa restauración de ella). Los  refuerzos de pergamino que están rotos y endurecidos se remplazan  por unos nuevos de papel japonés. Las cubiertas de las encuadernaciones han sido todas conservadas, realizando diversos injertos en las partes faltantes utilizando pergamino (para las encuadernaciones de pergamino)  y papel japonés para las de piel, papel y tela, que posteriormente son  reintegrado cromáticamente con acuarelas. Por último, y en general, se hidratarán y protegerán los libros de piel y se guardarán todos en una caja de conservación especial. La entrada Se Restauran las encuadernaciones de ocho libros de Albarracín aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información

La forja de Jarreta en el Museo de Albarracín. (Mon, 11 Jun 2018)
El pasado sábado 9 de junio, a partir de las 18.30 horas, se inauguró “Adolfo Jarreta Cuartero. Maestro del fuego”, una exposición sobre el legado del que fuera uno de los artistas de la forja más laureados y prolíficos del siglo XX en Aragón y en nuestro país. Adolfo Jarreta Cuartero, natural de una pequeña localidad zaragozana, Pozuelo de Aragón, llegó a Albarracín en 1958 para cubrir la vacante de herrero, y aquí desarrolló toda su obra y consolidó su trayectoria, participando en numerosas exposiciones de artesanía de las que obtuvo destacados reconocimientos, incluido un Premio Nacional – Medalla de Oro en 1971. Como bien indica Carmen Martínez Samper, comisaria de esta muestra: sus habilidades las adquirió de forma autodidacta. La especifidad de su “marca” y la “pasión” por su trabajo no deben obviarse a la hora de interpretar y valorar su producción artística, ante la que es difícil mantenerse impasible. En esta exposición se pone en valor su modernidad y cómo, desde su taller, contribuyó al arte de forjar el hierro sin una funcionalidad técnica explícita. Aunque en un paseo por la calles y casas de Albarracín, podemos disfrutar hoy de muchos de los trabajos y encargos que Jarreta realizó por su tradicional labor, y sabemos que su arte también viajó a otras provincias y otros países del mundo, la selección de las piezas que podemos ver ahora en el museo, forman parte de una colección que supera el centenar de obras de las que nunca se separó a lo largo de su vida, y que gracias a la conservación de su familia, nos permiten conocer su trayectoria y su vinculación con la tradición, la naturaleza y la temática religiosa. Siguiendo el esquema elaborado por su comisaria, esta primera parte enfatiza en la figura humana de la colección, para atender, más adelante, otros temas como los animales, bestiario, mitología y los objetos, dado que su obra pasa a ser gestionada por la Fundación, al ser cedida por su familia responsable. La entrada La forja de Jarreta en el Museo de Albarracín. aparece primero en Fundación Santa María de Albarracín.
>> más información